Manta

El feriado manaba nos permitió aventurarnos a viajar nada más y nada menos que 245.6 kms desde Santo Domingo de los Colorados hasta nuestro destino, porque además de ser una hermosa ciudad, la playa nos esperaba con sus tumbonas, sus olas grandes, sus castillos de arena y su solecito…¡ahhhh!.

A solo 6 metros sobre el nivel del mar y situada en la provincia de Manabí, se encuentra la “Puerta del Pacífico”.

Manta cuenta con un enorme puerto internacional, lo cual la convierte en uno de los principales centros de comercio y turismo, además de estar considerado como el 1er puerto atunero del mundo.

Portoviejo

Conocer nuevos lugares se ha vuelto nuestra pasión, y nos llena de satisfacción descubrir sitios increíbles, conocer historias, leyendas y personas geniales en nuestros viajes. Así que cargados de energía salimos aquella mañana, rumbo a un excelente destino: Portoviejo.

Como siempre, investigamos un poco y nos preguntamos ¿qué ruta tomar?, ¿qué lugares visitar? Toda la recomendación es bienvenida, sobre todo si no conoces el lugar. También tomamos las medidas pertinentes como llevar agua para el viaje, cargar antes nuestra cámara o dar una súper tanqueada en la “PyS“ más cercana. Una vez listos podemos decir… ¡Al infinito y más allá!.

Portoviejo o La Ciudad de los Reales Tamarindos, se encuentra ubicada en la provincia de Manabí,  a una altitud de 53 msnm, posee un clima lluvioso y por lo general es bastante cálido, así que te recomendamos ropa cómoda, ligera y también protección (gorras, protector solar o mangas largas). Es una de las ciudades más grandes y más hermosas de Ecuador, y hoy está considerada como uno de los más importantes centros administrativos, económicos, financieros y comerciales del país.

Chone

Chone o San Cayetano de Chone, es la tercera urbe más grande y poblada de la provincia de Manabí. Y como cada destino en nuestro hermoso Ecuador, esconde historia, leyendas y una gastronomía variada de la cual disfrutar.

Se encuentra a 2h 40 minutos aproximadamente de la Ciudad de Santo Domingo, si viajas a Manta o Portoviejo por esa ruta, es un lugar que vale la pena visitar, ya te contaré más adelante por qué.

Chone no es de esas ciudades que se ve a simple vista hermosa, sin embargo, los amigos que nacieron allí, se sienten orgullosos de su terruño y llevan en alto su nombre. Y como apreciamos cada invitación, no esperamos mucho para viajar al norte de Manabí, a conocer sus montubios, costumbres y tradiciones.

Cojimíes

 “Vamos pa la playa pa curarte el alma…” el coro lo convirtió en deseo y del dicho al hecho sólo habían 172 km por recorrer desde Santo Domingo de los Colorados hasta la playa de Cojimíes.

Si nos conoces bien, sabrás que, en la siguiente hora, estábamos de camino a la PyS más cercana, con las ganas puestas y la música alta.  Después de recorrer aproximadamente 2 horas y 40 minutos, llegamos a aquel lugar fabuloso, la parroquia de Cojimíes, donde sus habitantes viven de la pesca, la agricultura y el turismo.

¡Pocas cosas son tan refrescantes como el agua de coco! Y en Cojimíes puedes disfrutarla desde tu carpa colorida, con los pies en la arena y la brisa en la cara.

PEDERNALES

¡Es feriado y el cuerpo lo sabe! Era el momento perfecto para  planear un viaje sobre ruedas. Esta vez, el destino elegido fue…Pedernales.

Situado en la provincia de Manabí se encuentra el cantón Pedernales, el cual fue llamado así gracias a las grandes cantidades de una piedra llamada Pedernal que abundaba hace tiempo atrás. Es una roca sedimentaria de color negro o gris oscuro, que se caracteriza por su durabilidad y resistencia.  En la antigüedad, se chocaban dos rocas de pedernal entre sí, para producir chispas y conseguir fuego.

Hay que decir que no esperábamos encontrar el pueblo más pintoresco, pues todos sabemos que Pedernales fue devastado por el terremoto de 7.8 grados  en el año 2016, donde murieron cientos de personas; sin embargo, estábamos seguros de encontrar un pueblo que abre sus puertas a los turistas con todo lo que poseen, que te hace sentir a gusto en su increíble playa y con su variada gastronomía. ¡No nos equivocamos!

MOMPICHE

Una escapada romántica fue la excusa perfecta para irnos a Mompiche. Por si no lo conoces, Mompiche es un pueblo pesquero que se encuentra en la provincia de Esmeraldas, justo al sur a 222.5 km de Santo Domingo de los Tsáchilas, aproximadamente a 3 horas y 30 minutos, que no se tornarán nada aburridas con la compañía correcta.

A lo largo del camino nos encontramos con varias gasolineras PyS, que tienen el mejor y más rápido servicio, además, sus despachadores te reciben con la calidez de un amigo y se convierten en los mejores guías en las afueras de la ciudad. Si eres un entusiasta viajero sobre ruedas, podrás encontrarlos muy cerquita de ti. Nosotros decidimos hacer una súper tanqueada en la estación de servicio GASOLINERA DEL PACIFICO ubicada en Pedro Vicente Maldonado y Ricaurte en la provincia de Esmeraldas.

Canoa

¡Viajar es un premio si viajas con los que amas! Así que emprendimos viaje antes que saliera el sol para pasar en familia un lindo fin de semana. El destino, el poblado de “Canoa”, en la provincia de Manabí. La propuesta, 17 kilómetros de tranquilidad, naturaleza, diversión y por supuesto, deliciosa comida, ¡era la excusa perfecta! Con toda esa energía salimos desde Santo Domingo de los Tsáchilas, para viajar 220 km y pasar un día de total relax.

En el camino, hicimos la parada imprescindible en la estación P&S “Nuevo Israel”, situada en el km 20 de la vía Chone, ya podíamos llegar confiados y seguros a nuestro destino.

San Vicente

¡San Vicente es casi el ombligo de la provincia de Manabí!

Situado a 340 km de la ciudad de Quito, se encuentra el tranquilo pueblito del que todos volvemos atraídos por sus encantos. Fue una invitación inesperada la que nos motivó a viajar sobre ruedas aquel domingo soleado, cerquita del océano Pacífico y del río Chone, donde la gente es amigable y te invita a probar un pescado frito exquisito.
¿Qué hacer en San Vicente?
– Hacer un recorrido en los bajos que se forman frente a San Vicente, desde donde se ven a las dos cabeceras cantonales, San Vicente y Bahía de Caráquez. En este punto podrás disfrutar de los colores de sus botes, de los pobladores lanzando sus redes desde la playa, de la brisa inigualable de la costa y de los edificios que se levantan desde la ciudad vecina.

El Carmen

Batidos de frutas, asados y unas guatitas de infarto son parte de la gastronomía de La Virgen del Carmen, ciudad que se encuentra a solo 45 minutos de Santo Domingo de los Tsáchilas, la cuarta urbe más grande y poblada de la Provincia de Manabí.

«La puerta de oro», como también se conoce por su ubicación geográfica, se encuentra a una altitud entre los 300 y 400 metros sobre el nivel del mar y la atraviesa el río Suma. Aunque su clima es principalmente lluvioso se puede disfrutar de un sol bastante caliente que te permite escapadas a sus ríos, cascadas y parques acuáticos.

La cordillera de los Andes y la tan conocida crespa le dan un toque de sierra muy particular, aunque también se considera como región costanera.

La gente del Carmen es muy amable, sencilla, hospitalaria y alegre, te reciben en su ciudad con los brazos abiertos. Su forma de vivir se adapta a sus necesidades, lo cual se ve reflejado en su vestimenta práctica y relajada, camionetas de carga, casas altas y enormes ventanales para mantener sus casas frescas.

Santo Domingo

Si en la sierra sientes frío y en la costa mucho calor, Santo domingo de los Tsáchilas puede ser el lugar perfecto para ti. Historia, tradición, aventura y recreación, todo en el mismo lugar.

A 133 kilómetros de Quito y a una altura de 625 metros sobre el nivel del mar, se encuentra el corazón de Ecuador, el enlace entre la sierra y la costa. Desde el camino se puede apreciar la increíble singularidad del paisaje y su imponente cordillera, lo cual hace del viaje un evento único. A conocer su riqueza étnica y sus exuberantes paisajes nos fuimos emocionados aquel sábado de febrero.

Los Tsáchilas, también llamados Colorados, son un pueblo indígena que habita en la provincia de Santo Domingo, quienes se han convertido en el icono y orgullo de su gente.

Los colorados son fáciles de distinguir, pues mantienen una forma particular de llevar el cabello, consiste en rapar las zonas laterales de la cabeza y cortar el resto de su cabello de tal manera que su peinado toma la forma de un casco pequeñito, utilizando grasas de animales y semillas del achiote para colorear este peinado.

Latacunga

Cuando eres un viajero sobre ruedas todos los lugares te parecen sorprendentes. De camino a la ciudad de Quito y motivados por las excepcionales Chugchucaras, decidimos entrar a Latacunga. Esta ciudad , situada en el centro de Ecuador y al sur del volcán Cotopaxi es la cabecera cantonal del Cantón Latacunga y capital de la Provincia de Cotopaxi. A una altitud de 2750 msnm y con un clima frío andino, nos recibió la «Sultana del Cotopaxi».

Primera parada: Las mejores Chugchucaras de la zona. El plato está compuesto por mote, chicharrón, canguil, maíz tostado, papas fritas, plátano maduro, empanada de viento, chifles, fritada, choclo, carne, cuero crujiente de cerdo y se dice que su sabor se puede encontrar solo en restaurantes de Latacunga.

Chugchucara es una palabra quichua, que en castellano significa “cuero tembloroso”. Surgió hace unos 70 años en una celebración de la Mama Negra, de la que te hablaré más adelante.

Los precios de este platillo pueden variar de acuerdo al lugar donde lo consumas, pero van desde $8.00 a $10.00 cada plato.

Es delicioso y su sabor inigualable. Así que si pasas por Latacunga, pregunta donde están las mejores Chugchucaras y los lugareños te recomendarán.

Salcedo

Salcedo, en la provincia de Cotopaxi, es de esas ciudades pequeñitas que están llenas de encantos. Sus famosos helados la preceden, así como la calidez de su gente y  sus colores.

Antes de cada viaje hacemos “la tarea”, que consiste en investigar la historia y los lugares a los que no se puede dejar de ir. En Salcedo era inminente ir a tomar helados, pero decidimos ir al lugar donde surgieron, de donde salió la idea, el primer helado colorido de la ciudad.

Llegamos a una heladería cerca del parque central, donde una señora muy gentil nos preguntó de qué sabor pediríamos. Habían tantos que era difícil elegir: mora, ron pasas, mango, frutilla, coco, tres leches… ¡así que yo decidí tomar uno mixto, con muchos sabores!

Aprovechamos para conocer la historia de aquellos deliciosos helados, y nos contaron que lo habían inventado Francisco Jijón y Marina Franco, allá por el 1956, hace ya más de 60 años.

La preparación se inicia con la selección de las frutas, el lavado del producto y la extracción del zumo. El líquido se lo congela y al tercer día comienza la elaboración del helado. Luego se ubican en los envases de plástico un poco del jugo de cada fruta y esperar que se congele. Después de dos horas se vierte el siguiente jugo. “Los helados son guardados en neveras para luego venderlos a todos los visitantes.

Baños

A 40 km del este de Ambato, se encuentra Baños de Agua Santa, conocido por sus balnearios de aguas medicinales, deportes extremos e increíbles cascadas.

Baños es un centro turístico de importancia del país, gracias a su privilegiada ubicación en plena entrada a la Selva Amazónica, también se le conoce como: «El Pedacito de Cielo», y ningún nombre ha sido más acertado, pues muchas cosas descubrimos en Baños que tal vez nadie te ha contado y que mucho menos encontrarás en Wikipedia.

Su nombre es Baños de Agua Santa, se debe a las aguas termales de la zona, siendo consideradas curativas.

La ciudad se encuentra con una creciente reputación como destino turístico por su privilegiada ubicación en plena entrada a la selva amazónica, y es considerada una de las siete maravillas naturales del mundo.

Justo en el centro se alza majestuosa, entre montañas y adoquines la hermosa Basílica de la Virgen del Rosario de Agua Santa, con su peculiar construcción, resalta y si miras dentro puedes encontrar muchos habitantes y turistas visitando el lugar.

Ambato

El largo feriado de Navidad nos inspiró a viajar, esta vez hacia la ciudad de Ambato, Provincia de Tungurahua. Nuestro destino se encontraba a 120 km desde el sur de Quito, por lo que, nos dispusimos a salir antes que el sol y llegar a desayunar los mejores panes de la región.

Antes de iniciar la aventura, como de costumbre, estudiamos un poco. Descubrimos que fue destruida por varios terremotos, el más fuerte el 5 de agosto de 1949, este

arrasó con todo, dejando a su paso miles de muertos, heridos y una ciudad completamente devastada. Tanto así, que tuvo que ser refundada luego del evento.

A pesar del dolor de los habitantes, la ciudad logró levantarse nuevamente en menos de dos años, convirtiéndose en uno de los más importantes centros administrativos, económicos, financieros y comerciales del Ecuador.

Otavalo

Si llegaste a este blog seguramente te apasiona viajar, explorar y conocer historias. Hoy te quiero contar acerca de un pequeño pueblo que se encuentra a dos horas de Quito en las altas tierras andinas, se llama Otavalo.

Nos sentimos atraídos por las hermosas leyendas indígenas que se cuentan por esta zona, sobre todo acerca de la Laguna Cuicocha.

Según cuentan, hubo una época donde había muchísima sequía y debían sacrificar una doncella para calmar las iras del Taita Imbabura, el volcán padre. (Considerado en ese tiempo como un Dios)

Los pobladores eligieron a una hermosa indígena llamada Nina Paccha, pero su enamorado Guatalquí no estaba dispuesto a perder a su amada, así que ideó un plan y huyeron juntos. El pueblo los persiguió y cuando estaban por alcanzarlos, el cielo se iluminó y Nina desapareció; el Taita la había convertido en laguna. Para más sorpresa, un relámpago alcanzó al joven amante y lo convirtió en un árbol lechero, para que fuese el vigilante eterno de su querida Nina Paccha.

Ibarra

Una escapada de fin de semana a Ibarra fue la  propuesta del Sebas el viernes por la noche. Y todos votamos que sí.

Así que preparamos nuestras mochilas para salir con los primeros rayos del sol. Antes, velamos porque todo estuviera en orden: tanque lleno, agua, la mejor música, cámaras y cinturones para todos. Ahora sí, ¡a recorrer Ecuador!

La ciudad de San Miguel de Ibarra se encuentra aproximadamente a 75 kilómetros de Quito, a dos horas de nuestro punto de encuentro. El clima es insuperable, cálido y fresco a la vez. De camino puedes disfrutar de varios lagos y paisajes campestres, lo cual la convierte en el destino ideal.

Si llegas de mañanita un buen café te dará toda la energía para recorrer de arriba abajo sus atracciones. Así que nos fuimos directo a “Olor a Café”, Alison, que no pudo acompañarnos esta vez, nos lo recomendó como mil veces.

Es un lugar que recarga tus pilas inmediatamente, se puede disfrutar de la vista del parque, tomar el desayuno y hacer tu plan viajero.

Mindo

Basta una llamada para que un domingo común se vuelva extraordinario. Mindo se volvió la solución para alejar el aburrimiento, así que emprendimos viaje, con las botas necesarias y la ilusión de recibir un poco de adrenalina.

Mindo es un lugar maravilloso, te hace conectar con la naturaleza, encender ese chip de aventura y relax que todos necesitamos.

En el camino hicimos una pequeña parada para una tanqueada y nos encontramos con magníficos guías de camino en la PYS de Nanegalito. Realmente son increíbles y nos recibieron con la mejor de sus sonrisas, mientras ponía gasolina a un vehículo típico de la zona y conversaban con los lugareños a bordo.

Mitad del Mundo

¡Este feriado nos vamos a la Mitad del Mundo!
– gritó el más fachero del grupo. Si bien es cierto que casi todos habíamos visitado el lugar, nos unimos al plan para viajar 33,2 km desde Quito hacia uno de los mayores atractivos del Ecuador.

La pequeña ciudad atravesada por la línea ecuatorial que une el hemisferio norte con el hemisferio sur y convierte a esa línea en el ombligo del planeta… o algo así.

Tomamos por la Avenida Occidental hasta San Antonio de Pichincha, la cual es más rápida y más segura. Debatimos qué comeríamos en el almuerzo, escuchamos música de unos cuantos géneros y hasta nos movimos un poco en los asientos.

Nada es Lejos

Si te apasiona la aventura, el conocimiento y la diversión, este blog es para ti.
Aquí leerás las historias más divertidas de nuestros viajes por Ecuador y conocerás los mágicos lugares que se esconden en la Sierra, Costa y Amazonía de este hermoso país.
La mayoría de las fotos y videos de este blog han sido tomados durante nuestros viajes, las historias son contadas desde la naturalidad y autenticidad de un grupo de amigos que disfrutó cada viaje, caminata, acampada y que lo ha plasmado en este blog para demostrarte que vivir es mucho más que existir, que puedes viajar sin gastar mucho y que Ecuador es sorprendente en todos los sentidos.