MOMPICHE

Una escapada romántica fue la excusa perfecta para irnos a Mompiche. Por si no lo conoces, Mompiche es un pueblo pesquero que se encuentra en la provincia de Esmeraldas, justo al sur a 222.5 km de Santo Domingo de los Tsáchilas, aproximadamente a 3 horas y 30 minutos, que no se tornarán nada aburridas con la compañía correcta.

A lo largo del camino nos encontramos con varias gasolineras PyS, que tienen el mejor y más rápido servicio, además, sus despachadores te reciben con la calidez de un amigo y se convierten en los mejores guías en las afueras de la ciudad. Si eres un entusiasta viajero sobre ruedas, podrás encontrarlos muy cerquita de ti. Nosotros decidimos hacer una súper tanqueada en la estación de servicio GASOLINERA DEL PACIFICO ubicada en Pedro Vicente Maldonado y Ricaurte en la provincia de Esmeraldas.

Llegamos al turístico pueblito cerca del mediodía, enseguida nos pudimos percatar que sus calles

estaban completamente cubiertas de arena, que había muchísimos restaurantes, hoteles, puestos de artesanías, y que inminentemente, sería una estadía hermosa.

Si viajas a Mompiche en feriado, es bueno tener en cuenta que, aunque hay muchos hoteles y hostales, puede que no encuentres fácilmente en donde quedarte, debido a la cantidad de familias que viajan desde todo el Ecuador para pasar unas vacaciones diferentes.

Entre los hostales más aclamados se encuentra “La Facha”. Tiene, además de habitaciones confortables, un estilo rústico único, escuela de surf y clases mañaneras de Taichí. A partir de las 18:00 horas, comienza la magia de la cocina en las manos de Tito, quien además de ser su chef, es el dueño del hostal. La atención es inigualable, cercana y cordial, te hacen sentir como en casa.

Luego de instalarnos y soltar las mochilas, decidimos ir a dar un paseo por la exótica playa de arenas marmoleadas. A la orilla de toda la playa se encuentran lugares para comer, bailar o hacer equilibrio sobre una cuerda.

Hay que resaltar que la comida esmeraldeña te atrapa con su sazón. Sus deliciosos encocados, arroz con camarones, su ceviche y el pescado recién sacado del mar, los puedes degustar a cada paso, con la arena en los pies y la brisa en la cara, lo cual hace que la experiencia sea incomparable.

Dicen que el mayor atractivo de Mompiche es la playa, ¡pero es más que eso! es todo lo que se puede hacer en ella, lo que le brinda calidad a la experiencia. El océano Pacífico y sus enormes olas son perfectas para los amantes del surf, por lo que el lugar ofrece clases personalizadas en varios horarios del día. También puedes disfrutar de largos paseos en bote por la playa, montar en la divertida “banana” (es un flotador en forma de cono hecho de un material resistente y flexible que va amarrado a un bote y te hala por las olas, el juego consiste en no caerse, lo cual es bastante difícil pero muy divertido).

En la noche, Mompiche ofrece actividades para todos los gustos: bares, discotecas o fogatas y guitarras a la orilla de la playa. Y si eres más de quedarte en el hotel, también podrás disfrutar de divertidos programas nocturnos para todas las edades.

Volver a Mompiche pronto es un compromiso. Nos enamoró la amabilidad de su gente, el aroma matunino a playa, sus vistas extraordinarias y sus desayunos frente al mar.

Si conoces Mompiche, comparte con nosotros tu experiencia, y no olvides suscribirte a este blog de aventureros que viven en el país donde #NadaEsLejos.

Deja un comentario