San Vicente

¡San Vicente es casi el ombligo de la provincia de Manabí!

Situado a 340 km de la ciudad de Quito, se encuentra el tranquilo pueblito del que todos volvemos atraídos por sus encantos. Fue una invitación inesperada la que nos motivó a viajar sobre ruedas aquel domingo soleado, cerquita del océano Pacífico y del río Chone, donde la gente es amigable y te invita a probar un pescado frito exquisito.

¿Qué hacer en San Vicente?

– Hacer un recorrido en los bajos que se forman frente a San Vicente, desde donde se ven a las dos cabeceras cantonales, San Vicente y Bahía de Caráquez. En este punto podrás disfrutar de los colores de sus botes, de los pobladores lanzando sus redes desde la playa, de la brisa inigualable de la costa y de los edificios que se levantan desde la ciudad vecina.
– Ya sea en el desayuno, en el almuerzo o la cena, en San Vicente puedes disfrutar de gran variedad de pescados y mariscos frescos, preparados con toda la sazón Manabita.

 

 

– Visitar “Briceño”, donde se exhiben especies exóticas como papagayos, avestruces, y loros.
– Practicar deportes acuáticos como el surf, la banana y ski acuático, en las diferentes playas del Cantón.
– Transportarte de un lugar a otro en moto taxis. Estas motos con 4 ruedas son muy prácticas para la zona y sus precios son muy económicos.
– Probar la mejor sal prieta de Manabí, es fácil de encontrarla en comercios y restaurantes; son apreciadas también las tongas, las empanadas, los corviches y bolones.- Admirar la iglesia de Santa Rosa, un lugar que se ha convertido en un destino popular, por sus murales decorados y ventanas de vidrio pintadas con mosaicos.
– Si te gusta caminar, puedes subir las colinas de San Vicente, allí se encuentra la mejor vista del pueblo y de la Bahía de Caráquez.
– Saborear un gran Viche de cangrejo, por si no lo conoces, un Viche es una crema a base de maní, granos, hortalizas y una larga lista de ingredientes. En San Vicente, el Viche es un plato típico.
– Recorridos en bote a las hermosas Islas Pelícanos y Corazón con un guía de la zona. ¡Y muchísimos más!

 

Empezó a caer la tarde y ya era hora de irnos. Nos despedimos de los pelícanos, le dimos otro vistazo al boulevard y sus flamboyanes, y nos dispusimos a regresar a casa, no sin antes dar una súper tanqueada en la Estación de Servicios PyS Petropacific, en el carretero San Vicente – Chone 1.5, donde siempre encontramos un despachador amable que nos hace sentir más seguros.

Y esta ha sido otra de nuestras aventuras sobre ruedas, en este país hermoso que es Ecuador, donde un domingo común se puede volver extraordinario, donde las distancias son cortas y los corazones gigantes.

 

¿Te gustó? No olvides suscribirte para que no te pierdas de nada, y si eres un viajero, envíanos tus fotos y tus historias para que seas parte de nuestra comunidad.

Deja un comentario