Mindo

Basta una llamada para que un domingo común se vuelva extraordinario. Mindo se volvió la solución para alejar el aburrimiento, así que emprendimos viaje, con las botas necesarias y la ilusión de recibir un poco de adrenalina.

Mindo es un lugar maravilloso, te hace conectar con la naturaleza, encender ese chip de aventura y relax que todos necesitamos.

En el camino hicimos una pequeña parada para una tanqueada y nos encontramos con magníficos “guías del camino” en la PyS de Nanegalito. Realmente son increíbles y nos recibieron con la mejor de sus sonrisas, mientras ponían gasolina a una chiva típica de la zona  (transporte turístico) y conversaban con los lugareños a bordo.

Nada más llegar al pequeño pueblo de los Andes se encuentra el rótulo de MINDO donde todos se aseguran de tomarse una foto para el recuerdo. La temperatura es agradable (alrededor de 25º C.) y la gente, el comercio y las huecas de comida, te dan la bienvenida de manera especial.

Si vas a Mindo hay cosas que no puedes dejar de hacer, por eso Alison sacó una lista y comenzamos la travesía.

La reserva Mindo Nambillo posee una riqueza natural digna de admirar, varias especies de aves, mariposas y orquídeas, te regalan una experiencia inigualable.

Un teleférico te lleva sobre el río Nambillo y te deja en lo alto de la montaña, donde el aire fresco y húmedo te acaricia el rostro y te despeina un poco.

Lo mejor estaba por llegar, así que tomamos uno de los senderos que nos condujo hasta una hermosa cascada. Remangamos nuestros pantalones, nos quitamos los zapatos y disfrutamos del agua en nuestros pies.

 

Camilo, quien es el más atrevido del grupo, dijo que se regresaría haciendo canopy y entonces, introdujo ese bichito curioso que nos empujó a ponernos arnés, cascos y guantes para lo que sería “una alta dosis de emoción”.

¡Qué nervios! ¡No lo podía creer! Los encargados del lugar nos dieron toda la confianza para hacerlo … Camilo, Sebas y Mati fueron los primeros en lanzarse.

La travesía es totalmente recomendada. Así que, si vas a Mindo, no olvides pasarte por allí.

¡Puedes tomar el tour de canopy de 45 minutos! consta de 10 cables y algunos tramos que son realmente impresionantes.

También podrás disfrutar de travesías en el río, como el tubbing que te hará experimentar un viaje sentado en unas boyas gigantes que serán guiadas por un experto de la zona y que te llevarán a cruzar obstáculos y piedras enormes del río de la manera más divertida.

Las cascadas, uno de las atractivos más visitados te permitirán atravesarlas en canoas individuales, ¡canyoning una aventura que no olvidarás!.

Mindo es realmente divertido y tiene actividades para toda la familia.

 

El tour del chocolate:

Además del hermoso paisaje y de la diversidad de aves, en Mindo está la chocolatería Quetzal, el “Tour del Chocolate” es muy famoso y visitado por los turistas, además de aprender todo sobre el cultivo del cacao y su transformación, puedes degustar de un delicioso chocolate antes de irte.

 

¡No podíamos regresar sin visitar el Mariposario!

El costo de la entrada es de $ 4.50 USD para niños y $ 7.00 USD para adultos. La increíble variedad de mariposas te hace sentir que estás en un mundo mágico. Revoloteaban tranquilamente por el lugar como si disfrutaran que las visitemos en su hogar y hasta se posaban encima de algunos visitantes.

¡En nuestro viaje, también hicimos un amigo! 

Dentro del mariposario hay un pequeño restaurante, una zona de souvenirs donde puedes adquirir hermosos obsequios o recuerdos y un pequeño riachuelo con enormes peces de colores que puedes alimentar.

¿Valió la pena? ¡Siiii y volveremos a Mindo! Porque aún nos quedan muchos rincones por recorrer.

Se hizo de noche y nos devolvimos a casa, esperando que nuestra aventura te haya motivado a conocer este hermoso lugar y sus maravillosos secretos, en el país, donde #Nada es Lejos.

Suscríbete a nuestro blog para que no te pierdas más historias como esta.

Deja un comentario